Resumen de prensa

 
El Comercio, 5 de diciembre de 2013
Historias y ecos de la mina

El complejo museístico de Arnao acoge por vez primera la entrega de premios del concurso de microrrelatos de la fundación Juan Muñiz Zapico

Rafa Balbuena

Un momento de la entrega de premios, ayer en la mina de Arnao. [Foto: Sergio López]
Un momento de la entrega de premios, ayer en la mina de Arnao. [Foto: Sergio López]

La décima edición del Concurso de Microrrelatos Mineros 'Manuel Nevado Madrid', que concede la Fundación Juan Muñiz Zapico, ya tiene ganadores. Los premios fueron entregados ayer en la sala de actos de la mina de Arnao, siendo esta la primera ocasión en la que el museo castrillonense acoge esta ceremonia.

En un ambiente distendido, los nombres de los galardonados fueron hechos públicos por parte de Benjamín Gutiérrez, presidente de la Fundación. El primer premio recayó en el relato 'La burra', de la gijonesa María José Regalado Blanco, y el accésit asturiano fue para 'La sonrisa la güela' del dramaturgo gijonés Sergio Manuel Buelga Casas. El accésit joven, destinado a autores menores de 26 años fue para 'Como noche negra', de Selena Crespo Garea, «langreana de solo 13 años», tal y como se destacó durante el acto. Y en cuanto al accésit al testimonio histórico, en esta ocasión recayó en la poeta y escritora Helena Trexu Fombella, con su microrrelato 'Llosa'.

Desde el jurado también se resaltó «la gran calidad de los microrrelatos presentados», lo que motivó la mención añadida, en sus respectivas categorías, de otros seis trabajos presentados. De este modo, lo obtuvieron en la categoría asturiana 'Entre paisanos', de Pablo Rodríguez Medina y 'El que mata los sueños', de Solinca Turbón Cuesta. Las menciones especiales en categoría de autores jóvenes fueron para 'La herencia', de Nora Fernández Fernández y a 'Qué dice el eco', de Olga Blázquez Sánchez. Finalmente, en testimonio histórico se reconoció la valía de 'Padres de ayer y hoy', de Zaida Morán Cotelo y también al texto en castellano 'Luz', escrito por Aida Solís Gutiérrez.

La lectura de varios de los textos ganadores supuso el colofón al acto de ayer. Estos premios fueron instaurados en 2004, con el fin de reflejar de modo literario los aspectos de relieve en la vida de sociedades mineras de cualquier lugar del mundo. El jurado de la presente edición estuvo conformado por Benigno Delmiro, Casimiro Palacios, Mapy Artidiello, Antonio González Abulez y Marcelino Álvarez.


 
La Nueva España, 3 de diciembre de 2013
Los premios "Manuel Nevado" se entregan en la mina de Arnao, en Castrillón

M.M

Los premios literarios "Manuel Nevado Madrid" que cada año desde hace una década entrega la Fundación Juan Muñiz Zapico se otorgarán mañana, miércoles, en un acto que se celebrará a las siete y media de la tarde en la mina de Arnao (Castrillón). Entonces leerán los textos galardonados -son microrrelatos vinculados a la minería- los propios autores. El primer premio recayó en el relato "La burra", de la gijonesa María José Regalado Blanco. El accésit asturiano fue para "La sonrisa la güela", de Sergio Manuel Buelga Casas.

En el acto está previsto que participe la alcaldesa de Castrillón y el secretario general de la Federación de Industria de Comisiones Obreras en Avilés.


 
NuevaTribuna.es, 20 de septiembre de 2013
El divisionario. Un relato minero

Javier López, Secretario Confederal de Formación de CCOO

Como tantas noches, me encontraba revisando los correos electrónicos, las cartas, los documentos, que habían llegado a lo largo del día. Una tarea que es imposible de realizar en el fragor de la actividad cotidiana y que se acumula, la mayor parte de las veces, para ese momento de la noche en el que el silencio se apodera de la casa y puedes sentarte un momento tranquilo. Horas robadas al sueño, a la lectura, a la escritura...

Asamblea de mineros [Archivo Histórico Minero de CCOO]
Asamblea de mineros [Archivo Histórico Minero de CCOO]

Esa noche me detuve en un correo enviado por la Fundación Juan Muñiz Zapico de CCOO Asturias. Una Fundación que lleva el nombre de uno de los encausados en el Proceso 1001 por formar parte de la dirección clandestina de las CCOO, reunida en el convento de los Oblatos de Pozuelo de Alarcón y detenida en junio de 1972.

El juicio dio comienzo en diciembre de 1973. El mismo día en el que se produjo el asesinato de Carrero Blanco, lo cual termino dando lugar a unas condenas desproporcionadas, de decenas de años de cárcel, si tenemos en cuenta que el único delito cometido por aquellos hombres era el de pertenecer a una organización sindical que luchaba pacíficamente por los derechos de las personas trabajadoras.

Juan Muñiz Zapico, terminó muriendo trágicamente, años después, en un accidente de tráfico y los compañeros y compañeras de Asturias decidieron dar su nombre a una Fundación que, entre otras muchas actividades, convoca un premio anual de microrrelatos mineros, que lleva el nombre de otro líder sindical, Manuel Nevado Madrid, cordobés de nacimiento y asturiano de adopción, que trabajó en el Pozo María Luisa y que se convirtió en el líder sindical minero. Es precisamente a esos hombres y mujeres de la minería a los que rinde tributo este concurso literario.

Tenía la convocatoria del concurso entre las manos. Me asaltó la idea de escribir sobre aquella reunión en la mina de la Camocha, en la que una Comisión Obrera de los trabajadores en huelga, se las veía con los representantes de la empresa Solvay y con los del Gobernador Civil. Lo que no tenía era tiempo. Pero era un microrrelato y después de despachar el resto de documentos, me puse a escribir de un tirón este relato, intentando ponerme en la piel del único de los cinco miembros de la comisión obrera del que no conocemos el nombre.

No sé si, la de la Camocha, fue de verdad la primera de las Comisiones Obreras que los trabajadores creaban y disolvían, ante cualquier conflicto en las minas, las empresas industriales, o los tajos de la construcción, hasta que se fueron creando Comisiones Obreras más estables, para coordinarlas después y dar origen a una fuerza sindical que, a principios de los sesenta, ganaba las elecciones sindicales en el sindicato vertical franquista. El hecho es que esta Comisión Obrera se crea en 1957, el año de mi nacimiento y me resulta, tal vez por ello, más mítica y cercana.

Mandé el relato y a los pocos meses recibí una comunicación de que el jurado había decidido conceder a mi relato una Mención especial al Testimonio Histórico, por lo cual sería publicado en el libro del IX Concurso de Microrrelatos mineros. Hoy tengo entre mis manos el libro. Como bien sabemos la mayoría de los que alguna vez nos hemos adentrado en la narración, o la poesía, no hay mejor premio que ver publicado aquello que has escrito.

Gracias, por tanto, a la Fundación Juan Muñiz Zapico, por este hermoso regalo, que ahora dejo, a su vez, en vuestras manos, por si pudiera suscitar vuestro agrado, interés y disfrute, en una de esas noches en las que, arrancando tiempo al sueño, decidí dedicar un par de minutos a la lectura: EL DIVISIONARIO


 
La Nueva España, 2 de septiembre de 2013
Convocada la X Edición del Concurso de Microrrelatos Mineros

El premio, auspiciado por a Fundación Juan Muñiz Zapico de CCOO de Asturias, pretende rendir homenaje y ser útil a la recuperación de la memoria histórica de la colectividad minera

La Fundación Juan Muñiz Zapico de CCOO de Asturias convoca la X Edición del Concurso de Microrrelatos Mineros Manuel Nevado Madrid. Con el objeto de rendir homenaje y ser útil a la recuperación de la memoria histórica de la colectividad minera.

Podrán participar escritores de cualquier nacionalidad siempre que sus obras estén escritas en castellano o asturiano, sean originales e inéditas y no hayan sido premiadas con anterioridad. El contenido tendrá que aludir a motivos temáticos, personajes, argumentos o ambientaciones relacionadas con el mundo de la minería. Concurso de relato corto único en el mundo por su temática exclusivamente minera.

El plazo de admisión de originales finalizara el 21 de octubre de 2013. Solo se aceptaran dos microrrelatos por cada participante, con una extensión máxima cada uno de 40 líneas en letra cuerpo 12 tipo Times New Roman o similar.

El fallo del jurado, presidido por el catedrático Benigno Delmiro Coto, se hará publico el 4 de diciembre, festividad de Santa Bárbara. El concurso destina un total 1.450 euros en premios repartidos entre el Primer Premio, el Accésit en Asturiano, el Accésit Memoria Histórica y el Accésit Joven.

Los microrrelatos premiados y aquellos que por su interés sean seleccionados serán editados. Las bases del concurso pueden ser consultadas en www.fundacionjuanmunizzapico.org


 
Noticias TPA, 24 de mayo de 2013
Homenaje a Manuel Nevado a través de la literatura

Se cumplen 23 años del fallecimiento del histórico sindicalista de CCOO, Manuel Nevado. Con motivo de este aniversario, la Fundación Juan Muñíz Zapico ha presentado el libro con los cuentos premiados en el concurso literario que lleva su nombre.

La muerte le llegó a Manuel Nevado Madrid a los 49 años tras luchar a conciencia contra un cáncer devastador. Nacido en la localidad cordobesa de Espiel y criado en San Martín del Rey Aurelio su nombre evoca al sindicalismo con mayúsculas en Asturias.

El secretario general Federación Industria CCOO, Damián Manzano, asegura que "personas que como el, durante tiempos muy difíciles, hicieron un gran trabajo desde el punto de vista de la solidaridad, significa que, desde Asturias, tenemos y podemos estar orgullosos de que podemos seguir exportando solidaridad".

Nevado comenzó a trabajar en el Pozu Maria Luisa, muy cerca de la plaza que hoy lleva su nombre en Ciañu, pronto se convirtió en un referente de la lucha obrera. Desde hace nueve años sus compañeros de CCOO le rinden homenaje con la convocatoria de un premio literario.

La vida cotidiana de las cuencas es el temas principales de los cuentos premiados y editados por la Fundación Juan Muñíz Zapico. Son microrrelatos claros y concisos, como el propio Nevado.

El profesor de Literatura y Jurado del concurso, Benigno Delmiro Coto, explica en este sentido que Nevado "tenía una capacidad oratoria impresionante pero, curiosamente, era una persona concisa, breve y siempre iba al grano".

El recuerdo, la tozudez, la alegría y el carisma de Manuel Nevado Madrid siguen intactos, gracias a la literatura y a los recuerdos de quienes le conocieron.