Llabraor de llibertaes

En 2007, treinta aniversario de la muerte de Juanín, en el marco de la recuperación de la Memoria Histórica, desde la Fundación Juan Muñiz Zapico se organizó un programa aniversario y una exposición: Juan Muñiz Zapico, Juanín, llabraor de llibertaes

Llabraor de llibertaes

Dentro de la dinámica confederal de Hicimos Hacemos Haremos Historia, en Asturias se pone en valor la importancia de la historia de CCOO en la lucha por las libertades y en la democracia mediante dos aniversarios fundamentales en nuestra historia sindical, coincidentes en enero de 2017: el XL Aniversario de la muerte de Juan Muñiz Zapico y el LX Aniversario del mito fundacional de nuestro sindicato con la Comisión Obrera de La Camocha

La vida de Juan Muñiz Zapico es representativa de una época y de todos aquellos jóvenes trabajadores que ante la sobreexplotación y represión del régimen franquista, arriesgaron su vida por la libertad de todos y todas.

Juan Muñiz Zapico nació en La Frecha, Lena, en 1941 y comenzó a trabajar en talleres de Aguínaco de Mieres; siendo elegido Enlace Sindical y Jurado de Empresa en 1963, e ingresando en 1964 en Comisiones Obreras y el PCE.

En 1966 participó en la toma de la Casa Sindical de Mieres y la Asamblea de 460 Jurados de Empresa. Participó de la jornada de lucha del 1º de febrero de 1967 y en la del 27 de octubre de 1967, firmando el manifiesto de la misma y siendo acusado junto a sus compañeros de asociación ilícita y propaganda ilegal. Cumplió dos años en las cárceles de Oviedo, Jaen y Segovia.

En 1970 fue nombrado miembro del Comité Regional del PCE. Trasladó su residencia a Gijón, intesificando su actividad sindical, lo que le supuso despidos y persecución policial y patronal que dificultó su vida laboral. Fue detendido el 24 de junio de 1972 en el Convento de los Padres Oblatos de Pozuelo de Alarcón, iniciándose el Proceso 1001 y siendo condenado a 18 años por el Tribunal de Orden Público el 20 de diciembre de 1973; tras la muerte de Franco fue indultado el 30 de noviembre de 1975. Su regreso a Asturias produce en Mieres y Gijón una fuerte represión el 4 de diciembre del mismo año.

Fue protagonista del desarrollo de las Comisiones Obreras, siendo elegido para formar parte del Secretariado General en la Asamblea de Barcelona, donde realizó la ponencia Reforzamiento Orgánico de Comisiones. En julio de ese año fue elegido y participa del Comité Central del PCE celebrado en Roma. Desarrollo un importante papel en la Junta Democrática y posteriormente en la Coordinación Democrática de Asturias. A lo largo de su intenso activismo sufrió 7 años de cárcel, 5 despidos, 4 multas gubernativas y 2 condenas del TOP, y realizó 4 huelgas de hambre.

Su reconocido prestigio y capacidad de análisis, diálogo y visión unitaria le hicieron ser uno de los protagonistas indiscutibles de la Transición; la cual ayudó a forjar y no vio culminar al fallecer el 2 de enero de 1977 en un accidente de tráfico. Su entierro en el cementerio de la Frecha, el 4 de enero de 1977, fue una de las mayores manifestaciones públicas de la Transición en Asturias con 20.000 participantes. Juan Muñiz Zapico dedicó su vida a luchar por los derechos e intereses de la Clase Obrera.