otras actividades

CC.OO. de Asturias analiza la Transición

Coincidiendo con el aniversario del regreso de Juanín a Asturias, la fundación que lleva su nombre organizó un acto en Gijón.

El Sindicato, diciembre de 2005


El pasado 1 de diciembre sé cumplia el treinta aniversario del regreso a Asturias de Juan Muñiz Zapico tras el Proceso 1001. El acto homenaje organizado con ese motivo en Gijón por la fundación que lleva su nombre, en colaboración con la Sociedad Cultural Gijonesa, en cuyos locales tuvo lugar, consistió en una proyección-coloquio. Manuel Mata, Presidente de la Sociedad Cultural Gijonesa presentó el acto, realizando la introducción a la proyección Francisco Prado Alberdi, Presidente de la Fundación Juan Muñiz Zapico. El documental "La Transición en Asturias" de Susana Flórez Gutiérrez es el resultado de la recopilación de materiales audiovisuales surgidos durante la exposición del mismo nombre, aprovechando grabaciones, realizadas en súper 8, de las movilizaciones llevadas a cabo en aquel periodo, con imágenes inéditas y el acompañamiento musical con canciones de la época, principalmente de Nuberu y Víctor Manuel. Un sentido homenaje a los luchadores por la libertad que da valor a lo colectivo frente a falsos revisionismos históricos.

Tras la emotiva proyección, Francisco Prado Alberdi recordó las condiciones de aquel regreso de Juanín, indultado tras el Proceso 1001 y las cargas policiales y detenciones a su llegada a Mieres y Gijón. El presidente de la Fundación resaltó el momento histórico que todavía se vivía entonces, de represión e ilegalidad, en los primeros años tras la muerte del dictador, lo que demuestra que la Transición fue un proceso de lucha intensa, donde el movimiento obrero y Las Comisiones Obreras en concreto, jugaron un papel fundamental en la lucha por la libertad.

Ansia de libertad
Durante el coloquio posterior se recordaron las plataformas reivindicativas y la vinculación entre las demandas laborales y políticas. También se hizo un análisis autocrítico de los Acuerdos de la Moncloa, aunque valorando las necesidades del momento, y se recordó el miedo que atenazan tanto a la sociedad como al poder y el papel jugado por los diregentes franquistas y los medios de comunciación afines en aquel largo año de 1976, en una sociedad asfixiada y ansiosa de libertad. Las imágenes del documental sirvieron a su vez para analizar el cambio ideológico después de 30 años y recordar la labor de todos aquellos y aquellas que ya no están, los que siguen estando y los que cambiaron, asó como el sentido de la transición como valor actual para el cambio futuro. El acto sirvió de recordatorio del Proceso 1001, pero también del importantísimo papel jugado por los abogados laboralistas. Este acto es la antesala a los que se desarrollarán durante 2007 en relación a la figura de Juan Muñiz Zapico y la Transición.