otras actividades »

2006 Memoria para o futuro
70 aniv. Campo de Concentración de Camposancos
   » Crónicas, 06/10/2006

 
Resumen de prensa

7 de octubre de 2006 - Faro de Vigo
A Guarda honra a los fallecidos y represaliados en la Guerra Civil

7 de octubre de 2006 - Atlántico
Emoción en el recuerdo a los muertos en el campo de concentración de A Guarda

 
   Índice
 
A Guarda honra a los fallecidos y represaliados en la Guerra Civil
Faro de Vigo, 7 de octubre de 2006

Los participantes visitaron la fosa común de Sestás, donde reposan los restos de 48 republicanos.

Eva González / A Guarda

Asistentes al acto celebrado ayer en el cementerio de Camposancos. / sonia daponte
A Guarda rememoró ayer con sentimiento los trágicos sucesos acaecidos durante la Guerra Civil en una jornada que conmemoró el 70 aniversario del campo de concentración de Camposancos. Bajo el título de "Memoria para o futuro" más de cien personas participaron en las ofrendas florales que tuvieron como escenario el antiguo campo de concentración de Camposancos, cementerios y fosa común de Sestás, en la villa guardesa.

El alcalde, José Luis Alonso Riego, ante el monumento de Sestás erigido por el pueblo guardés en 1986, donde reposan los restos de 48 asturianos, leoneses, gallegos y portugueses, fusilados y enterrados durante la guerra civil "por defender as libertades democráticas", dijo, entre otras cosas, que "la democracia y la libertad son muy importantes para el hombre. Ellos [los represaliados] entregaron su vida por una democracia legalmente constituida".

El programa comenzó con una recepción en el Concello y posterior visita al campo de concentración de Camposancos. Se realizaron ofrendas florales en los túmulos de los republicanos Camilo Carrero Lorenzo, Brasilino Álvarez Sobrino, Ángel Domínguez Pacheco, Manuel Noya Gil, Antonio Domínguez Pacheco, y Juan Noya Gil. Posteriormente, se hizo el ceremonial ante la fosa común de Sestás donde abrió el turno de intervenciones el secretario xeral de CC OO, Manel Fernández recordando que el acto, organizado por

CC OO, Fundación 10 de marzo y Concello de A Guarda, se celebra "no Ano da Memoria. É un día de compromiso coa nosa memoria e os nosos ideais", precisó. Recalcó como objetivo que "o acto é para traballar para adiante, para aprender dos erros e mellora-lo futuro".

Eva Cividanes presentó el acto posterior en el Centro Cultural donde Ricardo Rodríguez resaltó el papel de CC OO en "dignificar a fosa común de Sestás", así como la respuesta del pueblo con sus aportaciones.

El historiador José Ballesta desarrolló su conferencia sobre el campo de concentración de Camposancos, tema del documental que aborda la historia con testimonios de supervivientes; así como la amistad entre vecinos de Camposancos y presos.

Flores y banderas para los valientes

Muchos de los asistentes portaban banderolas de CC OO. A los pies del monumento de Sestás se colocaron una bandera republicana, otra gallega y, a un lado, la de CC OO.

En las intervenciones, Celso Alonso Davila, secretario general de la Federación de Pensionistas e Xubilados de CC OO de Vigo, expresó que "estamos orgullosos de depositar flores ante los túmulos de estos valientes", cuyas familias no pueden olvidar las tragedias ocurridas. Adrián Redondo, de

CC OO de Asturias, afirmó que "los jóvenes queremos recoger el testigo contra la explotación capitalista y queremos luchar por tener más justicia social, que es una causa justa por la que luchar". Xosé Cameselle Romero, secretario general de la Unión Comarcal de CC OO de Vigo manifestó el reconocimiento "a todas las personas que murieron por sus valores y que dieron su vida por la libertad y la democracia, valores que están en vigor". Recordó a las familias de los represaliados y las secuelas que quedaron. "Hoy pagamos una deuda", recalcó, para destacar la generosidad de la familia de Juan Noya al donar el terreno donde está situada la fosa común de Sestás. Adrián Redondo en nombre de Asturias y Celso Alonso en representación de "Nosa Memoria", depositaron la corona de flores mientras sonaba la música de Tino Baz, para terminar con el himno gallego a cargo del grupo de gaitas de Marcos Campos.

 
   
Índice
 
Emoción en el recuerdo a los muertos en el campo de concentración de A Guarda
Atlántico, 7 de octubre de 2006

Emotivo homenaje a los fallecidos durante el franquismo en la parroquia de Camposancos

Mucha emoción ayer en A Guarda durante los actos del 70 Aniversario del campo de concentración de Camposancos, organizados por CC.OO. y la Fundación 10 de Marzo, y a los que asistieron el alcalde y corporativos de este ayuntamiento y de otros limítrofes; familiares de represaliados por el régimen franquista y quienes quisieron rendir homenaje a las víctimas.

A Guarda - Antón Ferreira

Durante el homenaje se visitó el antiguo colegio de los Jesuitas en Camposantos, que fue lugar de vida y luego de muerte
El acto arrancó a las 9.30 horas en el cementerio de Camposancos, donde se depositaron sendos ramos de flores en las tumbas de los asesinados o perseguidos, iniciándose en la de Camilo Carrero Lorenzo y conttinuándose por la de otros republicanos. Margarita Pérez y Gloria Portela, parientes asesinados o conocedores de la historia, fueron las encargadas de explicar a los presentes quiénes eran esas personas a las que se rendía tributo. Emotivo fue cuando se recordó, en una tumba sin nombre, al asturiano de 18 años que allí descansa, asesinado por asomarse a una ventana para recoger el agua de la lluvia con una escudilla. Mientras la nieta de uno de los represaliados, Eva Cividanes, daba lectura a los enterrados en este camposanto, el catautor Tino Baz interpretaba el Himno de Riego, himno oficial de la II República.

A continuación los presentes se dirigieron al colegio de los Jesuitas, hoy propiedad de la inmobiliaria de Karpin, donde el historiados José Ballesta guió, en un recorrido por el interior del edificio, a los congregados en este acto. Fue explicando las estancias en las que estuvieron los presos y anécdotas que se registraron entre las paredes de aquel recinto otrora de paz y más tarde de muerte y tormento.

Flores ante las tumbas de algunos de los asisinados en Camposancos.
En el cementerio de Sestás, se rindió homenaje a los represaliados enterrados en este recinto. El alcalde de A Guarda depositó la ofrenda de flores sobre la tumba del último alcalde republicano, Brasilino Álvarez Sobrino, y familiares de los otros asesinados, Ángel Domínguez Pacheco, Manuel Noya Gil y Antonio Domínguez Pacheco, realizaron las ofrendas de flores en los túmulos respectivos. En el cementerio civil de Sestás, contiguo al parroquial, se recordó a Juan Noya Gil, que adquirió los terrenos donde está la fose común, y sobre ésta se depositó una corona de flores para recordar a las 58 personas fusiladas. José Manuel Fernández, de CC.OO., recordó que están enterrados asturianos, leoneses y gallegos, mientras que el alcalde de A Guarda, José Luis Alonso Riego, destacó que la democracia y la libertad es lo fundamental que puede tener la persona y señaló que estos hombres entregaron su vida en defensa de la democracia.

Cerró el secretario de CC.OO. de Vigo, Xosé Cameselle: "Estámos ante una fosa común que simboliza un campo de concentración de unos tres mil prisioneros que sufrieron tortura y muerte. La democracia que tenemos es parte y la simiente de esos hombres y esas mujeres", señaló. Los actos finalizaron en el Centro Cultural con diversas intervenciones.

 
   
Índice